14 octubre 2010

¿El homosexual nace o se hace? (2ª parte)



La orientación sexual es algo puramente biológico. Ésa era y sigue siendo mi opinión después de ver el programa de Eduard Punset "Redes". A continuación trascribo algunas de las afirmaciones que me han resultado más interesantes, seguidas por mis conclusiones a cerca del tema y del programa; aunque les recomiendo que directamente lo vean y opinen por ustedes mismos.

Melissa Hines, psicóloga del centro de neuroendocrinología conductual y profesora de la psique en la University of London: "Los hombres tienen un gran nivel de testosterona antes del nacimiento [...] estos altos niveles de testosterona, producidos por los testículos influyen en el desarrollo del cerebro prenatalmente y ello influye en el comportamiento [...] En ciertos grupos de animales que prefieren copular con el mismo sexo que con el contrario"

Voz en off:  "La cantidad de testosterona, hormona típicamente relacionada con el desarrollo de los caracteres masculinos sería la protagonista de esta historia que tuvo lugar en los primeros meses de la existencia en el útero materno. Así, unos niveles muy bajos de testosterona en los fetos masculinos y unos niveles muy altos de esta misma hormona en los fetos femeninos serían los causantes de algunos cambios en las estructuras de las vías neuronales que todavía no se han identificado y que serían los responsables de las conductas sexuales de gays y lesbianas, respectivamente".


Qazi Rahman, profesor de psicobiología en la Universidad del este de Londres estudia la relación entre hormonas e identidad sexual. En la entrevista cita lo siguiente: "La diferencia más notable y más controvertida y de la que hay más pruebas es la que se encuentra en la zona núcleo intertejido del hipotálamo anterior [...] se refiere a un pequeño conjunto de células que se encuentra en la parte frontal del hipotálamo. Esta estructura, generalmente, es diferente según el género [...] esta región en los hombres gays es mucho más pequeña que la de los heterosexuales [...] la clave es que era más o menos del mismo tamaño que el de las mujeres heterosexuales.[...] Ciertas características corporales son el reflejo de efectos hormonales anteriores y una característica clásica es la longitud de los dedos [...] si se observa la longitud del dedo índice y anular, los hombres, en general, tienen un dedo índice mucho más corto que el anular; mientras que las mujeres tienen la longitud de los dedos más iguales [...] los hombres homosexuales y las lesbianas muestran una proporción típica masculina."

Voz de Eduard Punset en off: "Existe una estructura cerebral que tiene una forma diferente en hombres y mujeres que también se ve afectada por las hormonas fetales y es claramente atípica en los transexuales. Además al no ser atípica en homosexuales, reafirma la disociación entre homosexualidad, que es una preferencia por el mismo sexo, y transexualidad, que se refiere a aquellas personas que no se sienten identificadas con su sexo sino con el otro".

Voz en off: "Estudios con gemelos parecen indicar que si entre los dos hermanos, uno es gay, es más probable que el otro también lo sea si comparten toda la información genética".

El neurólogo Dick F. Swaab: "Cuando hice el descubrimiento del hipotálamo me atacó el movimiento feminista. Luego descubrí las diferencias según la orientación sexual y entonces me atacó un grupo de personas (no dice quiénes, pero sospecho cuáles), me amenazaban día y noche con llamadas telefónicas, me amenazaron de muerte y con poner bombas aquí y en el laboratorio y tenía que dar clases con guardias de seguridad..."

Increíblemente coherente, aunque me resulta extraño como en algunos de estos experimentos los cerebros de las lesbianas quedan excluidos como objetos de estudio.

 Una de las primeras conclusiones a las que llego es que si algunos de estos estudios prueban ser ciertos total o parcialmente, se demostrarían dos cosas fundamentales: la primera es que nacemos con una orientación sexual predeterminada (y así lo creo) y la otra es que el hecho de que una persona se reafirme en su masculinidad o feminidad o, por el contrario, tenga su orientación sexual como un trauma a superar (o no) tan solo depende de factores externos tales como la religión, moral, ambiente familiar o política que constituyen el contexto de dicha persona. Por eso, Sr. Ahmadineyad, sí, en su país si hay de eso.

Por otra parte, si la cantidad de testosterona producida durante el embarazo influye en la masculinidad o feminidad de una persona, y ésta a su vez va supuestamente asociada a ciertas características conductuales (la masculindad con el dominio del territorio y la feminidad con la inteligencia lingüística por ejemplo), entonces tanto la orientación sexual predeterminada con la que nazco como la conducta no estarían completamente delimitadas en compartimentos, sino que sería algo mucho más difuminado. Esto no solo daría sentido a la existencia de la bisexualidad, sino que se opondría de lleno a las etiquetas que van colgadas del reverso de los distintos géneros y orientaciones sexuales. En otras palabras, si soy hombre y homosexual (lo cual está predeterminado) no implica matemáticamente que me guste la moda, sea muy territorial o muy promiscuo. Sobre todo porque en cuestión de gustos o conducta también creo que influyen notablemente el ambiente social, cultural y otros factores externos (algunos de los cuales están citados anteriormente), aunque no en la sexualidad.

 Sin embargo, ¿cuándo sabremos más respuestas si no existen los suficientes fondos para seguir a fondo, si los de siempre siguen poniendo trabas al avance de la ciencia en pro de sus verdades absolutas e inescrutables? ¿Lo más vergonzoso de todo? La vaginoplastia actualmente cuesta entre 12.000 y 18.000 euros y la faloplastia entre 24.000 y 36.000 euros. Ambas operaciones tan solo tienen cobertura por parte de la Seguridad Social en Andalucía, Extremadura, Madrid, Aragón y Cataluña. Y tan solo en dos hospitales españoles se da la asistencia sanitaria necesaria para llevar a cabo el cambio de sexo de forma completa. Esto en España. Pero bueno, esto daría (y dará) para otra entrada.

Sí. Uno se hace homosexual (bisexual, heterosexual o transexual y otras posibles combinaciones) pero en el útero materno.

Buenas noches,

Leonard.

P.D. Aquí les dejo el enlace para quien esté interesado en ver el programa: http://www.youtube.com/watch?v=DLq1t3AiJ58

4 comentarios:

  1. Porque siempre enfocar al mundo gay? me parece que hay cosas mucho mas importante de comentar que enfocar siempre a los "pobre victimas"

    triste que abren blogs asi!

    ResponderEliminar
  2. pues abre tú uno más alegre! este blog lo he abierto yo y hablo de lo que me da la gana

    ResponderEliminar
  3. y así debe ser, hable de lo que le de la gana por que tiene usted mucha razón... Todo esto de las hormonas prenatales y las estructuras del hipotálamo es una información que se fragua desde el 92, y sin embargo parece que estemos años luz de que una asignatura en un instituto comente a los alumnos las razones de su orientación sexual... hasta entonces... que no me venga ningún progre a hablarme de la nueva tolerancia, ni ningún homófobo reprimido a exaltarme los avances de su enfermedad...
    Deberían colgar en todas las escuelas un letrero, justo donde el cristo de los cojones, con una palabra en letras mayúsculas: "Núcleo intertejido del hipotálamo anterior"... palabreja que ningún homófobo se molestará en aprender en su vida... y no debe ser tan difícil, yo sólo tengo 20 años y hace ya otros pocos que me di de bruces con ella. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Inviertan el dinero en cosas más importantes y no en homosexualismo,trnasexualismo y otras desviaciones que no producen nada bueno al mundo.Hasta los estudios dan pena,no dicen ni la cantidad de la muestra wue debe ser irrisoria ni el rigor científico,obviamente no la hay,hablan de dedos y de una minuscula parte que encontraron a punta de patadas para buscar un motivo a sus inclinaciones.El homosexualismo no es la mayoría y quieren imponer su vida, hagan de su vida lo que quieran pero sin fregar a los niños,ni adoptando, por favor, su vida no es como las parejas normales,cambian a cada rato y quiren adptar sin pensar en el daños que le ocasionarían a la criatura.El caso de los gemelos dice PARECE que fuera genético,el homosex NO ES GENETICO,eso está probado,tiran el tiempo y el dinero a la basura buscando la quinta pata al gato.

    ResponderEliminar